El Segundo paso al Fracaso No intentar

Banner

Se dice que muchas carreras se han perdido antes de haberlas corrido y para serte sincero lamentablemente es así en un gran porcentaje.

Varias personas se rinden antes de haber comenzado, se ahogan antes de haber nadado y se caen antes de haber volado.

Es como el corredor de maratón, que practicó por varios meses con un objetivo en mente, participar y  ganar la carrera. Pero llegando el momento de la carrera ve a otros competidores en mejores condiciones que él, ve a corredores con larga trayectoria que ya habían ganado varias competencias. Y se pone a pensar, “no puede ser, contra todos estos no creo que pueda ganar, no seque estoy haciendo aquí, solamente hare el ridículo, mejor me retiro.”

Y simplemente no lo intenta y se retira sin haber corrido.

Y sabes, tal vez iba lograr ganar la carrera, tal vez iba a lograr una buena posición o como mínimo iba a obtener un conocimiento de que tan lejos o cerca esta de los mejores para seguir entrenando con mas empeño.  Pero tú y yo sabemos que  esas respuestas nunca las tendrá porque simplemente No llego a intentarlo. Simplemente dejo que su mente y sus miedos, jugaran con él.

Y dime ¿acaso no pasa eso a menudo?, que muchos perdemos muchas carreras antes de haber corrido. Recuerdo a un amigo mío, tenía una idea en la mente, quería ser Docente de semiología en la carrera de Medicina. Se puso a estudiar y a preparar sus documentos y todo ello, pero justo en el momento en que vio contra quienes iba a luchar por ese puesto, dejo la idea atrás. En si él nunca sabrá si lo hubiera logrado o no, nunca sabrá si podía ganar. Solamente No intento.

En lo sentimental pasa algo parecido. Llega un joven a una fiesta, pasea por el local, comienza a conversar con algunos amigos y justo ve a una chica que le gusta. El quiere hablar con ella y justo cuando se iba acercándose para hablarle, le viene muchas cosas a la mente, como “que tal si se ríe de mi, que tal si le parezco feo, que tal si no le gusto, que tal que no sea mi tipo, que tal, que tal, que tal” pasan por su mente miles de razones por las que mejor no debe intentar. Y claro el resultado es No lo intenta.

Luego se va molesto consigo mismo por el mal aspecto que tiene, por las pocas cualidades que Dios le dio, que porque son las chicas tan difíciles o mejor se va pensando “No era  mi tipo”. ¿Y cómo lo sabe? Si ni siquiera intento, ni siquiera converso con ella para saber cómo era ella como persona, quien sabe tal vez ella era la mujer de su vida, pero por el simple hecho de no intentar, la perdió. ¿Verdad?

Y algo parecido pasa  en el mundo de los negocios, una persona ve un anuncio en  el periódico o en internet con el siguiente titulo “Te Gustaría ganar 100.000 dólares en menos de un año”, bien el revisa el anuncio por curiosidad, porque tal vez si quisiera ser rico, porque según él todos quisieran ser ricos. Lee el anuncio y envía un email al correo que se encuentra en ella para solicitar más información.
Lee la información que le enviaron atentamente pero justo cuando ve algunos detalles, simplemente lo deja de leerlo y lo deja de lado.

Tal vez leyó que es un negocio multinivel o que se tiene que invertir y claro como él no quiere invertir  y cree que en la vida se llega a ser millonario sin sembrar algo y sin invertir, deja de lado y no intenta.
Y luego se pone en su mente varias maneras de excusarse, como que “la vida no da oportunidades”, “que esos negocios son un fraude” que los que ganan dinero en ellas es porque engañan” etc. Miles de excusas que le ayudan a sentirse tranquilo consigo mismo.

¿Pero la realidad cuales?, en los negocios multinivel si se puede llegar a ganar miles de dólares y la muestra es que miles y millones de personas lo van haciendo en este instante.

Pero como el no intento, como el ni siquiera se animo a investigar que es multinivel, ni analizar la propuesta, simplemente dejo de lado esa oportunidad que vino a su vida y que tal vez nunca mas vuelva. Y luego se pasa la vida reclamando por lo pobre que es su país, por  lo malo que son sus gobernantes y etc. Y  sigue viviendo una vida de pobreza o simplemente una tolerable vida de escasez, donde no puede darse sus gustos, como vacaciones o autos de lujo.

Lo peor y lo mas triste es que cuando estas personas ven a otros triunfar en ese negocio, que tienen una mejor vida, una mejor casa, autos de lujo, se dan de golpes en la cabeza por lo tontos que fueron al perder esa oportunidad.

Conozco muchos amigos que se lamentan el haber perdido oportunidades de iniciar un negocio, de ser los pioneros de esa industria y lo dejaron pasar. Ahora ya no pueden hacer nada mas que aprender de ello y tratar de no caer nuevamente en este paso.

Y hay otros que aunque luego vieron el éxito de esas empresas, simplemente no aprenden, les llega otra oportunidad y nuevamente la dejan pasar, claro está que solo cuando uno esta preparado y cuando uno tiene objetivos claros sabe reconocer una verdadera oportunidad. Mientras tanto dejara una y otra vez pasar las oportunidades.

Es como aquel hombre que confiaba en Dios y le dice “Dios mío yo sé que tu me amas y sé que me harás llegar una oportunidad para mejorar mi vida” Dios le escucho, y al día siguiente vino un hombre que le ofreció invertir en un nuevo invento que revolucionaria el mundo, él le dijo, no gracias estoy esperando que Dios me envié una oportunidad. Pasado dos semanas un amigo suyo le hablo de un nuevo negocio que estaba haciendo furor en el mundo del comercio electrónico, nuevamente le dijo, no estoy interesado porque sé que Dios me enviara la oportunidad que tanto espero. Y así después de un año el seguía esperando y la pobreza cada día lo consumía hasta que llego a morir de hambre por no tener el dinero para comer.

Y llegando al otro mundo le recrimino a Dios, que por que no le mando la oportunidad que tanto esperaba, Dios le dijo te envié miles de oportunidades, pasaron frente a ti, pero tú no quisiste verlos, tú no te animaste a intentar.

Entonces no seas como el hombre de la historia, si no intentas nunca ganaras, sino te atreves seguirás donde estas siempre.

Si quieres algo mejor, algo nuevo, una vida lleno de riquezas, tendrás que cambiar de mentalidad y comenzar a intentar y arriesgarte.

Recuerda que si intentas, nunca pierdes, porque o ganas y logras tus sueños, o como mínimo aprendes de ello y creces.


Ningún sueño se ha realizado sin que el hombre intente hacerlo

Un pensamiento en “El Segundo paso al Fracaso No intentar

Responder a .Victoria Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *